Cale, cale, cale! Caale!!! - Bruder Jacob - | Tabakalera - Donostia / San Sebastián

Bruder Jacob

Una película de Eli Roland Sachs

Bruder Jakob

Bruder Jacob, Eli Roland Sachs, Alemania, 2016, 92’, VOSE

¿Cómo registrar, acompañar, interrogar y convertir en película el proceso de metamorfosis radical en el que una persona muy cercana se convierte en otra persona?

El director Eli Roland Sachs registra en primera persona el proceso de revelación y crisis de fe de su hermano Jakob y la manera en que esa situación terminó afectando a su familia y amigos.

“Jakob es mi querido hermano pequeño. Un día cambió y comenzó a llamarse a sí mismo Salafi. En lugar de hacer lo que hacían todos los jóvenes de su edad e ir a los clubs nocturnos de Berlín a escuchar música, fumar y filosofar con sus colegas, su nueva fe se puso por encima de todo y sustituyó las relaciones conmigo y con los demás”.

Así recuerda el director el inicio de todo esto. Y de esa necesidad de entender ese cambio tan radical surge esta película documental: el director retrata y acompaña a su hermano Jacob, un joven adolescente alemán que después de un viaje a Marruecos, decide convertirse al salafismo. La película se compone de una serie de cartas entre los hermanos, charlas con la familia, encuentros con la comunidad musulmana y diferentes entrevistas con Jacob para tratar de explicar algo que es muy difícil de explicar: la fe, las creencias, el fundamentalismo, la radicalidad y la búsqueda de una orientación espiritual y vital que podría resumirse como la búsqueda de un lugar en el mundo. Y el documento ofrece momentos de intimidad de gran fuerza, como cuando la mujer de Jakob explica su sensación de soledad y tristeza absoluta al sentirse excluida por llevar burka, por ejemplo.

Pero la película va aún más allá y Jakob, después de seis años de conversión y estudio profundo del Islam, decide abandonar esa religión para llegar a una que considera más pura: el bahaísmo. Es cuando el documental explota y se llena de preguntas sobre el lugar de las religiones en nuestro día a día y sobre conceptos tan complejos como la idea de lo verdadero, de crisis, de búsqueda y de iluminación. El resultado es toda una tesis sobre la relación del mundo con las religiones y el papel de estas en la definición de la personalidad y de la relación con los demás.

“Con mi cámara voy buscando recuperar un vínculo de amor fraternal con mi hermano, como solía ser. Se necesita un poco de tiempo para que Jakob me permita acercarme a él, pero finalmente comenzamos a hablar de nuevo. Le acompaño a su mezquita, hablo con su Imam, conozco a sus nuevos hermanos, conozco a su esposa. Poco a poco empiezo a entender la visión muy personal de Jakob sobre el Islam. Pero la transformación de mi hermano continúa y yo me pregunto si seré capaz de ver, más allá del creyente, al ser humano que hay detrás de esa figura”.

 

Más actividades de Cadabra-abra:

¡Suscríbete!
y recibirás todas las noticias y novedades de Tabakalera en tu email.